La reinstalación de la estatua se llevó a cabo en medio de una protesta donde ciudadanos se oponen a que erijan el monumento del colonizador español y primer gobernador impuesto en el archipiélago.

José R. Ramos Surillo posee expediente criminal por delitos similares, Ley de Sustancias Controladas y Ley 8 (Ley para la Protección Vehicular). También es sospechoso de múltiples escalamientos ocurridos en el área recientemente y en los pasados años.

Se arrestó a un hombre tras el allanamiento.

Tablilla conmemorativa por el hit 3,000 de Roberto Clemente.