Los manifestantes mantuvieron sus reclamos en contra del P.C. 1003

 Bajo lloviznas y aguaceros intermitentes las protestas en contra del Proyecto de la Cámara 1003 y del Plan de Ajuste de la Deuda (PAD), transcurrieron hoy sin incidentes en el Capitolio.

Resonando calderos con cucharones, los manifestantes, entre ellos, pensionados, sindicatos, así como estudiantes, profesores y empleados de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se mantuvieron entonando consignas a pocos pasos de efectivos de la Unidad de Operaciones Tácticas de la Policía. Los oficiales fueron desplegados hasta la acera de la escalinata norte, donde estaban separados de las personas que protestaban por una hilera de vallas plásticas llenas de agua. Sobre las vallas see treparon algunos jóvenes para manifestarse, unos alzando pancartas y otros, banderas de Puerto Rico.

La protesta comenzó en horas del mediodía y tuvo la mayor concurrencia hasta media tarde, cuando cayeron los aguaceros más fuertes, algunos con relámpagos y algunos manifestantes se comenzaron a retirar.

Una cantidad menor se mantuvo en los predios hasta entrada la tarde. Junto a los manifestantes se encontraban el sacerdote Pedro Ortiz y el líder nacionalista, Heriberto Marín.

José Juan Cora, quien fue maestro de matemáticas por 32 años llegó al Capitolio desde Arroyo con vecinos y amistades, que se unieron a la manifestación. “El Plan de Ajuste no solo me afecta a mí sino a todo el mundo, pero a mí personalmente si me reducen la pensión un poquitito tengo que vender mi casa porque yo no voy a vivir de la caridad de mis hijos”, expresó Cora.

Poco después de las 4:00 de la tarde, cuando todavía no se sabía a ciencia cierta si el P.C. 1003 sería llevado a votación en el Senado, la abogada Eva Prados, del Frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda y la coordinadora nacional de la APPU, María del Mar Rosa Rodríguez expresaron mensajes de cierre.

“Desde la Asamblea Legislativa han expresado esa presión que han sentido del pueblo. Así que definitivamente están escuchando el sentir desde las llamadas, desde los correos electrónicos, desde estas mismas llamadas, la presión está haciendo efecto”, dijo Prados.

La excandidata a legisladora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), sostuvo que “ahora mismo, el proyecto tal cual no cuenta con los votos suficientes y están hablando de nuevas enmiendas que desconocemos, pero el apoyo que hemos recibido, esta resistencia, esta oposición al Proyecto de la Cámara 1003 se está sintiendo allá adentro”.

Prados dijo que la gente se ha manifestado “de forma pacífica y desde todos los mecanismos, pues en las redes sociales le han explotado el Twitter a los senadores”. También indicó que la ciudadanía se ha dejado sentir “en contra del P.C. 1003 mediante llamadas telefónicas y correos electrónicos” a los legisladores. “Todo se ha hecho de forma pacífica y con normalidad”, sostuvo.

Rosa Rodríguez dijo por su parte, que la movilización de los recintos en paro de la UPR “ha tenido un efecto” y expresó que “la presión de la calle se está sintiendo adentro” del Capitolio.

“Que la Legislatura utilice sus poderes para exigirle a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que garantice los servicios esenciales. La Legislatura no sabe el poder que tiene en sus manos y no lo quiere ejercer”, dijo la portavoz de la APPU.

Mientras unos protestaban afuera, algunos líderes sindicales y pensionados continuaron hoy visitando oficinas de legisladores,

“Estamos exigiéndole a estos senadores que voten en contra de este proyecto. Se nos dice que no tiene los votos al momento. El pueblo se ha hecho presente y se ha hecho sentir y si hoy no tienen los votos es gracias a todos los que estamos aquí, a los que todas estas semanas han logrado llevar el mensaje de cuan nefasto es este proyecto. No nos vamos a ir de aquí hoy “, reclamó más temprano la presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez en una conferencia de prensa desde una carpa frente al Capitolio.

Según Martínez el P.C. 1003 “lejos de proteger a los servidores públicos activos, congela beneficios al sistema de retiro de maestros y reduce la aportación a planes médicos”. Indicó que a pesar de que el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez asegura que la medida protege las pensiones de recortes, “el Artículo 604, de Supremacía, incluye un lenguaje que viabilizaría el recorte y congelación de las mismas al atarle las manos a la Legislatura en relación al cualquier plan de ajuste futuro”.

Emilio Nieves, del Frente en Defensa de las Pensiones dijo que la etapa en que se encuentra el P.C. 1003 y el PAD en la Legislatura “es una de incertidumbre hasta los propios legisladores porque lo que está sobre la mesa hoy son las enmiendas de la Junta de Control Fiscal”.

Indicó que “por eso es que la Cámara hubo personas que transitaron de estar a favor del proyecto a estar en contra”. Agregó que la medida tiene cláusulas que “cuando uno observa las enmiendas del proyecto se observa con claridad que este es el lenguaje de la Junta que pone en peligro las pensiones presentes, las pensiones futuras, los servicios esenciales básicos y pone en peligro el bolsillo de todos los puertorriqueños porque deja la puerta abierta para impuestos y aumentos en tarifas de esos servicios esenciales”.

La estudiante de la Escuela de Derecho de la UPR, Aliana Bigio, del grupo Consentimiento, dijo que “no se le debe dar paso a la medida porque no vamos a tener un futuro con un Puerto Rico digno para otras generaciones”.

“Necesitamos que nuestros legisladores que fueron electos por el pueblo, velen por nuestros servicios esenciales y nuestra dignidad. La Junta no fue elegida pero ellos sí y tienen una deuda con el pueblo de Puerto Rico”, indicó la estudiante universitaria. Añadió que los estudiantes “paralizaron hoy el Recinto de Piedras y también en Mayaguez y vienen en caravana para el Capitolio.

“En Puerto Rico y creo que todo el mundo está solidario con lo que estamos haciendo aquí hoy, pero quien primero debería estar aquí en representación de la Universidad, defendiendo los intereses del pueblo, de los estudiantes, de los docentes y no docentes, es precisamente la Presidenta y todos los rectores”, expresó por su parte, el presidente del Sindicato de Trabajadores de la UPR, David Muñoz.

El líder obrero indicó que en la UPR hay trabajadores que devengan el salario mínimo y se expresó en contra del Proyecto 1003, que daría paso al PAD.

“Aunque no lo crean, en la calle se dice que no se puede vivir con salario mínimo, en la UPR hay un semillero de pobreza. Nosotros tenemos trabajadores recientes que devengan el salario mínimo y cuando se habla de dignidad hay que comenzar por la UPR”, sostuvo Muñoz. Agregó que el sindicato agrupa a los trabajadores de mantenimiento y limpieza de todo el sistema universitario público.

El presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) Ángel Rodríguez dijo por su parte, que el P.C. 1003 “atenta de manera directa contra la educación pública y la educación universitaria”. Agregó que la propuesta “pone a la UPR en una posición de mayor precariedad y ante la posibilidad de cierres de recintos”.

“Se le miente descaradamente al País cuando se dice que este proyecto le da estabilidad económica a la UPR, es todo lo contrario. Los 11 recintos de la UPR no pueden operar adecuadamente con un presupuesto fijo de $500 millones””, dijo a su vez, Jannell Marina, presidenta de la Hermandad de Empeados Exentos No Docentes de la UPR.