Gobierno no baja la guardia por Beryl

Por   |  Domingo, 08 Julio 2018
Todavía para Puerto Rico existe una amenaza de inundaciones repentinas comenzando a las 12:00 de la medianoche hasta las 12:00 de la medianoche del próximo día…

Todavía para Puerto Rico existe una amenaza de inundaciones repentinas comenzando a las 12:00 de la medianoche hasta las 12:00 de la medianoche del próximo día… redaccion

Se esperan intensas lluvias y ráfagas de vientos entre hoy y mañana en la Isla.

 El gobernador Ricardo Rosselló expresó que la isla continúa bajo el decreto de estado de emergencia a causa de Beryl, fenómeno atmosférico que afectaría a toda la isla a partir de la medianoche de hoy como una “fuerte onda tropical” con intensas lluvias y ráfagas de vientos.

“Todavía para Puerto Rico existe una amenaza de inundaciones repentinas comenzando a las 12:00 de la medianoche hasta las 12:00 de la medianoche del próximo día… estamos hablando de una onda que conlleva lluvias y vientos significativos que genera un tanto de incertidumbre. Recordemos que el derrumbe de Mameyes (tragedia en la que murieron 93 personas y que ocurrió en Ponce en 1985) fue una onda y, posiblemente, una onda menor a la que recibiremos aquí”, expresó el Primer Ejecutivo.

Rosselló dijo estar consciente de las críticas que ha recibido por las acciones que ha tomado respecto al fenómeno atmosférico, pero las defendió y dijo que “asumo responsabilidad por las decisiones que tomo”.

“En este caos velo por el bienestar de los puertorriqueños… esto no son unas lluvias cualquiera. El que diga eso está tratando de confundir… la historia en el pasado con Mameyes demuestra lo que puede ocurrir aquí”, insistió el gobernador instando a las personas que viven en residencias con toldos azules o techos de zinc a que busquen un lugar seguro para refugiarse.

El coordinador de avisos del Servicio Nacional de Meteorología de San Juan, Ernesto Morales, destacó que se proyecta que la onda provoque lluvias “generalizadas en todo Puerto Rico” de entre dos y cuatro pulgadas. Además, tendrá vientos sostenidos de 20 a 25 millas por hora, con ráfagas de hasta 50 millas por hora.

Agregó que las primeras lluvias se sentirán en la zona este y sur de Puerto Rico pero, posiblemente, el impacto mayor de ráfagas se perciba en la montaña. Posteriormente, el efecto de la onda llegará a la región oeste. 

“No será una simple onda, es una onda que fue huracán y que fue tormenta… es una onda fuerte. No bajen la guardia”, insistió Morales al añadir que el evento generará también condiciones marítimas peligrosas.

El Primer Ejecutivo reiteró que los empleados públicos no tienen que reportarse a sus trabajos hoy, a excepción de los que laboran en agencias de “rápida respuesta” en casos de emergencia.

Mientras, se indicó que de 395 refugios hábiles, hay entre 20 y 30 activos, particularmente en el sur y oeste de Puerto Rico. Además, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) ya está en funciones. El número para comunicarse al Centro es el (787) 724-0124.

Las lanchas de la Autoridad de Transporte Marítimo que dan servicios a las islas municipios de Vieques y Culebra continúan en horario regular hasta nuevo aviso.

Así también se informó que la Cruz Roja activó sus labores y tiene hasta cinco días de almacenamiento de sangre.

En cuanto al sistema eléctrico, al igual que en los pasados días, el gobernador aceptó que ahora hay más “vulnerabilidad” y los vientos de la onda pudieran impactar las torres de transmisión y eso pudiera tener un efecto “al resto de Puerto Rico”.

En cambio, dijo que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) mantiene una petición para traer hasta 500 personas que pudieran colaborar en labores de restablecimiento del sistema, en caso de que se suscite una emergencia.

Asimismo, se informó que las visitas en las instituciones correccionales fueron suspendidas hasta nuevo aviso.

Hay gasolina pa’ rato

El gerente general de Puma Energy Caribe, Víctor Domínguez, informó ayer que la empresa de energía tiene preparado y revisado su plan de contingencia de cara a la temporada de huracanes que comenzó el mes pasado, y adelantó que ante el evento de lluvias que se aproxima, tiene suficientes abastos en todos sus productos para atender la demanda de los consumidores.

“Ya está coordinado que tengamos más productos del que teníamos programado para atender las necesidades de todos los consumidores y clientes industriales y comerciales, ante el posible paso de Beryl o de una fuerte onda tropical, como está advirtiendo el Servicio Nacional de Meteorología”, expresó Domínguez.

El ejecutivo de Puma Energy sostuvo que se envió comunicación al Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) informándole de los niveles de inventarios existentes.

“Queremos informarles a nuestros consumidores, al igual que hicimos con Irma y María el año pasado, que es momento de mantener la calma. Lo más importante es que todos estemos preparados, y en ese sentido podemos asegurarles que Puma Energy está más que preparado para atender la eventualidad que sea, como lo estuvimos el año pasado”, sostuvo Domínguez.