Detienen al sospechoso del atentado en Nueva York que dejó 29 heridos

Por   |  Lunes, 19 Septiembre 2016
Los investigadores creen que hubo más gente vinculada con las dos bombas de Nueva York y Nueva Jersey

Los investigadores creen que hubo más gente vinculada con las dos bombas de Nueva York y Nueva Jersey Redacción

Ahmad Khan Rahami, un estadounidense de origen afgano de 28 años, ha sido puesto bajo custodia tras un tiroteo con la Policía en el que han resultado herido un agente

La Policía ha detenido al sospechoso del atentado del pasado sábado enNueva York, según ha confirmado el alcalde de Nueva Jersey. El presunto reponsable de este atentado, que dejó 29 heridos, y de otra bomba en Nueva Jersey, era Ahmad Khan Rahami, un estadounidense de origen afgano de 28 años.

El sospechoso ha sido arrestado tras un tiroteo con la Policía en el que han resultado heridas dos personas, un agente y el propio sospechoso detenido. Un policía recibió un disparo en un brazo y otro en el chaleco antibalas.

En incidente ha comenzado sobre las 10.45 horas (16.45, hora peninsular española), cuando la Policía recibió un aviso por un individuo que estaba disparando contra los coches que pasaban en la avenida Elizabeth de la ciudad. Los agentes se han presentado en el lugar y habrían detenido al sospechoso.

Los investigadores creen que hubo más gente vinculada con las dos bombas de Nueva York y Nueva Jersey, según informa Reuters citando a fuentes oficiales. El sospechoso aparecería en un vídeo grabado en el barrio de Chelsea, escenario de la explosión del sábado, según fuentes citadas por la cadena NBC. También habría pruebas físicas que vinculan a Rahami con el artefacto, una olla rápida cargada de metralla.

Además, se le buscaba en relación con la explosión de un artefacto en una papelera en Seaside Park, en Nueva Jersey, el sábado por la mañana, horas antes del suceso en Nueva York. Según había advertido el FBI, Rahami «debería ser considerado armado y peligroso». La última dirección que se le conoce era en Elizabeth, en Nueva Jersey, precisamente donde en la noche del domingo se encontraron varios artefactos cerca de una estación de tren que fueron detonados por un robot artificiero.

Momentos después de la detención de Rahami, Barack Obama, el presidente de Estados Unidos, pidió a los ciudadanos que no sucumban al «miedo» tras los ataques de este fin de semana, a los que se suma otro en Minnesota en el que un hombre acuchilló a nueve personas en un centro comercial antes de morir disparado.

Obama no ve conexión directa entre las bombas de Nueva York y Nueva Jersey y los acuchillamientos de Minnesota. Las autoridades están investigando este acto como potencialmente terrorista, mientras que la agencia de noticias vinculada al grupo Daesh describió al autor como un «soldado del califato».