Los hispanos mantienen la mayor esperanza de vida en EE.UU.

Por   |  Miércoles, 20 Abril 2016
Integrantes de una compañía de danza hispana bailan durante una sesión de prácticas en Houston, Texas. EFE/Archivo

Integrantes de una compañía de danza hispana bailan durante una sesión de prácticas en Houston, Texas. EFE/Archivo EFE

EEUU DEMOGRAFÍA

Atlanta (GA),  (EFEUSA).- La esperanza de vida de los hispanos es superior a la de los demás grupos raciales en Estados Unidos, con 81,8 años, de acuerdo a un estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) divulgado hoy.

  La espectativa de vida de los bebés nacidos en 2014 era de 84 años entre las hispanas y de 79,2 entre los latinos, según el estudio de los CDC, que destacó que la tasa de longevidad aumentó en 0,2 años con respecto a 2013 entre las mujeres y en 0,1 en el de los hombres de este grupo étnico.
  El reporte apuntó que la expectativa de vida para la población en general de Estados Unidos se mantuvo en los 78,8 años. Los hombres registraron una cifra de 76,4 años y las mujeres de 81,2.
  Si se toma como punto de partida los 65 años, en 2014, los hispanos registraron el mayor aumento de esperanza de vida, al pasar de 19,3 años a 19,6, seguidos por las latinas (de 22 a 22,2 años), mientras que en el conjunto de la población este índice fue de 19,3 años, con 18 para los hombres y 20,5 para las mujeres.
  De acuerdo con los CDC, la expectativa de vida representa el número promedio de años que un grupo hipotético de recién nacidos vivirá tomando en cuenta la tasa de mortalidad de la población actual en un año determinado.
  Las autoridades sanitarias analizan la causa de muerte y edad de las personas al fallecer para determinar las tasas de expectativa de vida cada año en el país.
  Los afroamericanos fueron el grupo que registró una tasa de expectativa de vida inferior, que entre las mujeres fue de 78,1 años y entre los hombres fue de 72,2 años, aunque este grupo registró entre 2013 y 2014 el mayor aumento (0,4 años).
  Este incremento, llevó a que este grupo racial registrase un aumento de 0,1 años en la tasa de expectativa de vida, de 75,1 a 75,2 años, pues la esperanza de vida de las afroamericanas se mantuvo inalterado.
  Por su parte, las mujeres blancas no hispanas fueron las únicas que registraron un descenso en la expectativa de vida, con 81 años y un mes, unas cinco semanas menos que en el informe del año anterior.
  Los autores de la investigación no ahondan en las causas de esta tendencia a la baja en la expectativa de vida entre las mujeres blancas, aunque especifican que debe observarse de cerca en el futuro para determinar qué puede estar afectando esta tendencia o si se trata de un error estadístico.
  En 2008 se registró una disminución de un año en la expectativa de vida de las mujeres blancas, que luego fue desestimado al considerarlo como un error estadístico.
  No obstante, investigaciones previas han apuntado a tasas bajas de educación, tabaquismo y problemas cardíacos como posibles causas en la disminución de la expectativa de vida entre las mujeres blancas.
  Asimismo, en los últimos años se ha registrado un aumento en el número de suicidios y sobredosis con drogas entre este grupo, de acuerdo con varios estudios.
  La población blanca no hispana fue el único grupo que experimentó un descenso de 0,1 años en la tasa de longevidad, que vio cómo la edad promedio bajó de 78,9 a 78,8 años, pues los hombres anglosajones vieron que su esperanza de vida se mantuvo en 76,5 años.
  Pese a los avances logrados en términos de expectativa de vida, datos previos de los CDC muestran que la tasa de mortalidad entre los estadounidenses blancos entre 45 y 54 años han aumentado a un ritmo de cerca de medio punto porcentual por cada año desde 1999.
  En contraste, las tasas de mortalidad entre los hispanos y los afroamericanos han disminuido cerca de 2 puntos porcentuales por año en las últimas décadas, aunque en el caso de las mujeres hispanas experimentó una pequeña disminución en 2013.
  Un reporte de los CDC divulgado a principios de año encontró que los estadounidenses tienen en general una expectativa de vida menor en comparación con otros países desarrollados como Alemania, Japón y Reino Unido, entre otros.
  De acuerdo con el informe, los estadounidenses mueren más jóvenes y entre las principales causas se encuentra el abuso de drogas, heridas con armas de fuego y los accidentes de tránsito.
  En promedio, los hombres y mujeres de mediana edad viven 2,2 años menos que sus contrapartes en estos países desarrollados, de acuerdo con datos de los CDC.