Senado busca cortarle la tajada a la Junta

Por   |  Miércoles, 04 Abril 2018
La resolución pasa ahora a la Cámara de Representantes y de ser ratificada, pasaría a la firma del gobernadora Ricardo Rosselló

La resolución pasa ahora a la Cámara de Representantes y de ser ratificada, pasaría a la firma del gobernadora Ricardo Rosselló Redaccion

El proyecto es de la autoría del pipiolo Juan Dalmau.

El Senado aprobó hoy, en votación unánime, la resolución 215 del senador independentista, Juan Dalmau que busca detener los desembolsos que hace el gobierno a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF para costear sus salarios, gastos de funcionamiento y la contratación de servicios profesionales. 

Mientras tanto, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz anunció que radicará legislación para igualar en $60 mil los salarios de los jefes de agencias, legisladores, alcaldes y otros jefes de dependencias públicas.

La Resolución Conjunta del Senado 215 le prohibiría al Secretario de Hacienda hacer cualquier desembolso a la JSF durante el año fiscal en curso y los dos años fiscales próximos. 

La JSF tiene un presupuesto de $60 millones para este año fiscal y solicitó este año un aumento a $80 millones para los años subsiguientes.  En el pago de sueldos el organismo gasta $1.7 millones anuales, incluyendo el salario de $625 mil anuales de su directora ejecutiva, Natalie Jaresko. 

“Mas allá de las palabras, esto es un acto que busca confrontar el que la Junta se financie con fondos del pueblo cuando es un instrumento que azota en el lomo a los puertorriqueños, pero no se impone las mismas medidas de austeridad y que representa a los bonistas”, sostuvo Dalmau.

El legislador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) indicó que la medida “representa un mensaje a la JSF y al Congreso, mediante acciones concretas”.

“Al no financiarse con fondos de Puerto Rico no se le reconoce, como no se debió haber reconocido por algunos, legitimidad alguna”, añadió Dalmau.

La resolución pasa ahora a la Cámara de Representantes y de ser ratificada, pasaría a la firma del gobernadora Ricardo Rosselló.