Sábado, 10 Febrero 2018

Rosselló retira apoyo a incineradora de Arecibo

Por
La política pública de esta Administración será mantener y promover la conservación de tan importante reserva natural La política pública de esta Administración será mantener y promover la conservación de tan importante reserva natural Redaccion

El gobernador explicó que el proyecto de Energy Answers ya no es "compatible" con la nueva realidad borincana

 El gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció hoy que, tras el paso de los huracanes Irma y María y el nuevo plan de transformación para la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), el proyecto para que Energy Answers construyera una incineradora en Arecibo ya no es política pública de su administración.

La construcción supuestamente buscaba producir energía y disponer de desperdicios de una forma innovadora.

Rosselló Nevares explicó que la realidad fiscal y las nuevas metas de reducción en el costo energético obligaron reevaluar este proyecto que había sido respaldado por pasadas administraciones.

“Este proyecto dejó de ser compatible con las metas y la nueva realidad de Puerto Rico por lo que ya no será parte de los objetivos de transformación de la AEE”, sentenció el gobernador.

Además, el primer ejecutivo convirtió en Ley el Proyecto de la Cámara 929 de la autoría del portavoz de ese cuerpo, Gabriel Rodríguez Aguiló y los representantes José “Memo” González Mercado y Joel Franqui Atiles.

Este proyecto ordena al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) a realizar un estudio ambiental y establecer una política pública adecuada para la conservación y preservación de la Reserva Caño Tiburones en Arecibo y Barceloneta.

Esta medida fue firmada por el primer mandatario el pasado 4 de febrero de 2018 y fue aprobada por la Asamblea Legislativa con el voto mayoritario de todos los legisladores del Partido Nuevo Progresista y del Partido Popular Democrático.

“La política pública de esta Administración será mantener y promover la conservación de tan importante reserva natural. Esta medida obliga a todas las agencias del Gobierno a colaborar en esta gestión y viabiliza un estudio hidrológico-hidráulico en la zona para asegurar las mejores condiciones ecológicas para la conservación y mantenimiento del Caño Tiburones. Nuestra Administración asegurará que cualquier actividad en el área sea compatible con mantener la reserva natural y no afectar el caño”, agregó el gobernador.