Lunes, 09 Octubre 2017

Gobernador admite posibles casos de leptospirosis

Por
El gobernador Ricardo Rosselló El gobernador Ricardo Rosselló Redaccion

"Lo cierto es que presumimos que sí"

El gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, admitió el lunes que es posible que se confirmen varios casos de leptospirosis en Puerto Rico, aunque aseguró que hay un plan de prevención concertado para evitar una crisis de salud pública tras el paso del huracán María.

“No se ha podido confirmar porque el laboratorio toma unos cuantos días. Debemos asumir que sí, que es una posibilidad que se tengan. La doctora Deseda está contestando de manera apropiada y científica de que todavía no se ha confirmado ese diagnóstico. Lo cierto es que presumimos que sí, que algo está ocuriendo. Estamos trabajando y tenemos un esfuerzo de prevención de como puede ocurrir esto y por qué no se deben bañar en los ríos, etcétera. Tan pronto tengamos la confirmación de ello, se le estará dando”, dijo Nevares Rosselló en conferencia de prensa hoy, lunes.

Más temprano la epidemióloga del Estado, Carmen Deseda, indicó en un comunicado que los casos sospechosos de esta condición aún estaban en espera de confirmación de los análisis, a pesar que no descartó que sean positivos. Esto ante casos que se han reportado en el municipio de Canóvanas.

“Seguimos vigilantes. Me gustaría decir que tenemos el control y que podemos evitar que estas cosas ocurran. Lo cierto es que hemos pasado una tormenta de devastación mayor que ha provocado un colpaso de energía eléctrica y acceso a agua y expone a algunos ciudadanos a poder tener alguna de estas enfermedades que comunmente hablamos. No es la confianza de que ya lo vamos a parar, sí es el compromiso de trabajar para identificar dónde pasen estas cosas”, aseguró al mencionar que fueron falsos unos informes de cólera en la zona sureste de la Isla.

En términos del progreso de las labores de recuperación, el ejecutivo insistió en la importancia de la instalación, reparo y mantenimiento de los generadores de electricidad, así como la línea de distribución de diesel para generadores para estaciones de agua y hospitales. Otro aspecto de interés es la ayuda de parte del gobierno de Estados Unidos.

“Estamos trabajando en los próximos pasos de cara al futuro con las necesidades que va a tener Puerto Rico. Hay una serie de peticiones de administración y una petición al Congreso de un ‘immediate relief effort’ que sería un capital inicial para impactar el impacto económico de la emergencia y de la operación. Hemos hecho una petición distribuida de 4.6 billones de dólares entre una serie de programas”, detalló.

Otro de los aspectos a los que el Gobernador presta atención es a un paquete de recuperación para la Isla a largo plazo. “Estamos trabajando con nuestro equipo de la manera más diligente para hacer la evaluación más precisa posible. Los daños son enormes. Estimados de terceros ponen la cifra sobre 90 mil millones en términos de los daños”, agregó.

Entretanto, dijo que se trabaja de forma paralela con el Tesoro de Estados Unidos para atender la situación de liquidez del gobierno, que podría quedarse sin flujo de caja en las próximas semanas.

De otra parte, indicó que varios sectores de San Juan sufrieron inundaciones en respuesta a que no se recogieron escombros. Afirmó que se encaminó un esfuerzo del gobierno central para la remoción de los mismos, ante la alta de probabilidad de más lluvia en las próximas horas.